Costco enfrenta demanda por presencia de químicos tóxicos en toallitas para bebé Kirkland

Costco, el gigante de las ventas al por mayor, se encuentra en medio de una demanda colectiva presentada por Larisa Bullard y Mila Corrigan, quienes alegan que las toallitas para bebé de la marca Kirkland contienen niveles elevados de sustancias perfluoroalquiladas y polifluoroalquiladas (PFAS). Estos químicos, según la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA), son persistentes en el medio ambiente y pueden acumularse en el cuerpo humano, potencialmente causando efectos adversos para la salud.

La demanda fue interpuesta el 20 de junio ante una Corte Federal del Distrito Norte de California, argumentando que a pesar de la afirmación de Kirkland de utilizar ingredientes de origen natural en sus toallitas, estas contienen PFAS. Según la investigación independiente citada en la querella, realizada por un laboratorio del Departamento de Defensa, se detectaron niveles peligrosos de estos químicos en los productos.

“La exposición directa de bebés y niños pequeños a PFAS a través de las toallitas del demandado representa un riesgo para la salud”, se menciona en la demanda, donde se acusa a Costco y al fabricante Nice-Pak Products Inc. de prácticas como tergiversación negligente, ocultación de información, fraude y enriquecimiento injusto.

Esta no es la primera vez que Costco enfrenta problemas legales relacionados con sus productos Kirkland. Recientemente, perdieron otra demanda colectiva debido a que las toallitas desechables causaron daños en tuberías y sistemas sépticos, un problema que afectó a consumidores y propietarios por igual.

El caso destaca la creciente preocupación pública y regulatoria sobre la presencia de químicos peligrosos en productos de consumo cotidiano, subrayando la importancia de la transparencia y la verificación independiente en las prácticas de fabricación y etiquetado de productos.



Deja una respuesta